Coherence (Y sus coherencias infinitas)

Una cena que se irá de madre.

En Finlandia, en 1923, el paso de un cometa hizo que los habitantes de un pueblo quedaran completamente desorientados; incluso una mujer llegó a llamar a la policía denunciando que el hombre que estaba en su casa no era su marido. Décadas más tarde, un grupo de amigos recuerda este caso mientras cenan, brindan y se preparan para ver pasar un cometa…

Si con la sinopsis oficial no te dan ganas de verla voy a darte unas cuantas razones más. Coherence es una película independiente de ciencia ficción que no utiliza efectos especiales. ¿Imposible? Para nada, creo que ese factor hace que la película se convierta en algo especial. Es ciencia ficción, sí, pero juega con la incertidumbre y el suspense de manera tan hábil como un buen thriller. No es que lo te muestra en pantalla sino lo que hace que te imagines.

El film, estrenado en el año 2013 y dirigida por James Ward Byrkit –que ganó el premio a mejor guión en el Festival de Sitges de ese mismo año–, es una obra a la que todos los amantes de la ciencia ficción deberían darle una oportunidad. Una joya que pasó bastante inadvertida y que tuve la suerte de ver porque un amigo me la recomendó. Puede parecer lenta en un principio, pero lo que sucede es que se toma su tiempo para emplazar la situación, y una vez conoces a los personajes, sus motivaciones y personalidades, empieza lo bueno. Su ambientación opresiva te deja sin aliento durante sus 89 minutos de duración, en serio.

El caso es que los protagonistas se ven en una situación inaudita que comprenden (o creen comprender) según transcurre la velada. Se verán obligados a improvisar ante los incidentes –que no serán pocos– que se les irán presentando durante la noche. Amigos de toda la vida desconfiando los unos de los otros,  puede que nadie sea quien dice ser…

Me encantaría empezar a desgranar el desarrollo de dicha cena, pero claro, no me veo capaz de hacerlo sin soltar algún spoiler. Mejor que lo descubráis vosotros mismos, no quiero aguarle la sorpresa a nadie. Mi cometido es provocarte para que la veas, y que extraigas tus propias conclusiones después.

¿Conoces a tus amigos?

El final, cómo no, tiene un giro inesperado, uno de esos finales que tanto me gustan. Obviamente, para gustos colores. Si le buscas la vuelta, es posible que te lo veas venir, depende de tus dotes de intuición y de lo atento que hayas estado. Por mi parte, creo que es mejor dejarse llevar, se disfruta más si permites que te sorprenda.

          Y tú, ¿las has visto? ¿Alguna película similar que aconsejarías?

¿Quieres leer otra reseña?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s